Khea y el fenómeno del trap argentino en Europa: “Ahora todos quieren cantar en español”

Khea Fuente: LA NACION – Crédito: Santiago Filipuzzi En 2017, cuando junto a sus amigos Duki y Cazzu tuvieron la idea de grabar juntos “Loca”, Khea no se imaginaba lo que estaba por venir. No se imaginaba lo que estaba por vivir. Considerado el tema que masificó el trap local, “Loca” enseguida acumuló millones de…

Khea y el fenómeno del trap argentino en Europa: “Ahora todos quieren cantar en español”

Khea Fuente: LA NACION – Crédito: Santiago Filipuzzi

En 2017, cuando junto a sus amigos
Duki y Cazzu tuvieron la idea de grabar juntos “Loca”,
Khea no se imaginaba lo que estaba por venir. No se imaginaba lo que estaba por vivir. Considerado
el tema que masificó el trap local, “Loca” enseguida acumuló millones de reproducciones en YouTube y a los pocos meses logró transformar a estos entonces incipientes representantes del género en material de exportación con un remix inesperado de la mano de Bad Bunny. Khea tenía 17 años.

Solo dos años después, con 19, Khea recuerda ese momento clave para su carrera -y la de sus compañeros, hoy los máximos exponentes de la movida- y para el desarrollo de un fenómeno que la industria no tardó en incorporar con festivales, contratos discográficos y, sobre todo, millones de seguidores en las redes sociales. “Cuando salió ‘Loca’ estaba creciendo, comprendiendo cosas: hoy sigo entendiendo cómo moverme a nivel personal y profesional, pero pienso en el tema y siento orgullo de nosotros porque pasó mucho en cuanto a nuestra vida artística y personal”, cuenta, con algo de nostalgia y ningún atisbo de estrés. Este año tuvo shows en algunos de los festivales más importantes de Europa (Tomorrowland, en Bélgica; Open Air Festival, en Suiza; Tinderbox, en Dinamarca y Wireless Germany, en Alemania), le quedan fechas en Estados Unidos y México y, a pesar de comprender la dimensión de su impacto, Khea parece no perder la cabeza.

El 30 de noviembre,
la segunda edición del Buenos Aires Trap en el Hipódromo de Palermo lo tendrá como headliner junto a Duki, el español C Tangana, Neo Pistea, Catriel y Paco Amoroso y todos los representantes del movimiento en español: “Es increíble saber que el trap hoy da para hacer un festival así… Es tremendo el crecimiento que tuvo en estos últimos años. ¡Que en realidad sólo fueron dos!”, exclama.

Khea – Loca ft. Duki Cazzu

04:19

Video

-Teniendo en cuenta que pasó tan poco desde el comienzo de todo: ¿qué te genera encabezar la grilla de un festival?

-Ser
headliner con artistas internacionales y artistas que están surgiendo acá es una alegría. Y espero que mi show sirva para abrirle camino a todos los artistas que vienen subiendo y que esperan también ser
headliners algún día. Gracias a toda esta movida se le abrió la puerta al under sudamericano: ahora hay empresas mirando para acá, eso es fenomenal. Y además somos todos jóvenes y en los shows nos divertimos mucho, somos una familia.

-Nicki Nicole “explotó” hace tres meses (con su sesión con
Bizarrap, que tiene casi 60 millones de reproducciones)
y ya forma parte del line-up. ¿Qué pensás de eso?

-Es que eso es lo que pasa hoy con el trap: la gente está esperando que aparezca algo nuevo y Nicki tiene un estilo único, tiene una súper definición de sí misma, entonces la gente se enamoró porque su música y ella es un fenómeno. Se nota que lo que hace es puro, genuino.

-¿Cómo fue tu experiencia en Europa?

-Fue bastante
heavy para mí tocar con artistas que admiro. Y aunque me preparé, ensayé, no podía imaginar lo que iba a pasar porque fue mi primera gira en Europa, pero también mi primera vez ahí. No entendía nada, ja. Ver a los suecos o polacos divirtiéndose e intentando cantar en español es un flash: toda esta movida del género urbano, reggaetón, trap, de alguna forma está haciendo crecer el idioma. Ahora todos quieren cantar en español.


Khea Fuente: LA NACION – Crédito: Santiago Filipuzzi

-En la era de las colaboraciones, ¿con qué artista del exterior te gustaría hacer un tema?

-Con Justin Bieber, porque me marcó mucho en la adolescencia. Siempre está mutando, tiene tanto talento que puede hacer lo que quiera. Y yo también intento destacar todo el tiempo mi versatilidad para hacer música, la idea de que puedo hacer cualquier cosa. Un reggaetón súper mainstream y romántico que pueda escuchar hasta mi mamá cuando está limpiando la casa, bien ATP, hasta un trap pesado que es lo que más disfruto. Me gusta poder adaptarme.

Hay que trabajar, ser profesionales. Pero somos jóvenes, así que a veces es difícil

-¿Qué soñabas en el momento en que empezaste a hacer música?

-Soñaba con esto. Y todo el tiempo estoy soñando despierto. Siempre me pongo objetivos, metas. Algunos los cumplo, otros los vuelvo a ver y veo en qué fallé y vuelvo a intentar. De eso se trata. Hay que trabajar, ser profesionales. Pero somos jóvenes, así que a veces es difícil.

-Acabás de lanzar “Ánimo”, con Duki y Midel. ¿Cuál es la historia del tema?

-Es un
temón que hice en febrero de este año, en un momento de mi vida en que no sabía para dónde ir, me sentía perdido… Y un día me levanté muy enojado con la vida pero sentía que igual estaba bien. Entonces me metí en el estudio y empecé a tirar
freestyle: “No me falta el ánimo, saben que no sueno básico”. Siento que es un grito de guerra: nos puede faltar todo pero nunca el ánimo. Es un tema que levanta.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *