Derribando mitos: ¿el Doberman es un perro peligroso?

El perro Doberman es comúnmente temido ya que se cree que se trata de una raza peligrosa, violenta o agresiva. Pero es un animal sumamente sensible e inteligente. Como tal, responderá maravillosamente a cualquier dueño con el compromiso y disposición necesaria como para adiestrarlo y cuidar de él. Esta raza está en la quinta posición…

Derribando mitos: ¿el Doberman es un perro peligroso?

El perro Doberman es comúnmente temido ya que se cree que se trata de una raza peligrosa, violenta o agresiva. Pero es un animal sumamente sensible e inteligente. Como tal, responderá maravillosamente a cualquier dueño con el compromiso y disposición necesaria como para adiestrarlo y cuidar de él.

Esta raza está en la quinta posición de los perros más inteligentes de mundo según el famoso psicólogo y autor del libro La inteligencia de los perros, Stanley Coren. Esto se debe a su origen intencionado por parte de su “creador”, quien quería formar una raza hábil y despierta para que pudiera protegerlo sin dejar de ser apegada a las personas. El resultado derivó en un perro especialmente dotado siendo inteligente y sensible.

Es muy posible que el prejuicio que ronda alrededor del can haya surgido a partir de su utilización como perro policía y militar. Se lo entrenaba para poder ser efectivo e incluso letal. Pero este “uso” del Doberman dejó de practicarse, aunque muchos siguen creyendo que es un perro temible.

El Doberman, sin embargo, es mucho más que solo atractivo físico, Experto Animal lo describe como un perro particularmente sensible y pacífico, que necesita del contacto y cercanía con su familia. Enseñarle a socializar desde una edad temprana es importante porque, así de apegado como es a los suyos, puede mostrarse desconfiado ante extraños. Esto no lo vuelve peligroso, simplemente puede limitar su despliegue, al ser tan sensible, si no se lo acostumbra a conocer personas nuevas, puede despertársele miedo y de ahí sus reacciones negativas.

El Doberman es muy dependiente de su familia. Foto: Unsplash / @rykporras

Estos perros son inquietos y necesitan una estimulación superior a la media. Actividad física y mental deben estar en la orden del día. Y de especial relevancia es saber que el castigo no es un buen aliado para su adiestramiento debido, nuevamente, a su sensibilidad: el refuerzo positivo es siempre el mejor camino.

Si sos un dueño que no suele estar en su casa, puede que esta raza no sea la indicada para vos. Pero sí lo es si sentís amor por los perros hábiles y compañeros. Y, especialmente, si tenés tiempo para dedicarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *