Argentina, tierra de amor y venganza: Torcuato, destruido, llora la traición de Aldo

Aldo y Bruno entran en la última fase de su plan Crédito: eltrece 19 de octubre de 2019  • 00:43 Todo parece indicar que los villanos de Argentina, tierra de amor y venganza finalmente están contra las cuerdas. Torcuato ( Benjamín Vicuña) ve cómo fallan sus planes, Trauman ( Fernán Mirás) ve que su imperio…

Argentina, tierra de amor y venganza: Torcuato, destruido, llora la traición de Aldo

Aldo y Bruno entran en la última fase de su plan Crédito: eltrece
19 de octubre de 2019  • 00:43

Todo parece indicar que los villanos de
Argentina, tierra de amor y venganza finalmente están contra las cuerdas. Torcuato (
Benjamín Vicuña) ve cómo fallan sus planes, Trauman (
Fernán Mirás) ve que su imperio está cerca de derrumbarse y Gabriel (
Federico Salles) recibe el impacto de todos sus crímenes y asesinatos. Pero ninguno de ellos sufre aún una derrota total, y la venganza puede ser aún peor.

La acción comenzó con las instancias finales de la votación. Mientras Bruno (
Albert Baró), Lucía (
Delfina Chaves), Francesca (
Malena Sánchez) y el resto de la banda procuraron que no hubiera fraude, Torcuato y sus secuaces recurrían a todas las artimañas posibles para manipular la votación y ganar a través de dudosas estratagemas. Pero triunfó la justicia y, mientras todos escuchaban atentamente la radio, se anunció que el partido Alianza Popular no solo obtuvo la victoria sino que el de Torcuato no quedó ni en segundo puesto. El festejo es generalizado, pero para Torcuato la decepción es absoluta.

Totalmente desmoralizado, el villano no puede creer que fue derrotado en las urnas, y se encierra en su despacho. Aldo sabe que su gran momento se acerca, y le dice a Alicia (
Mercedes Funes) que para ella no está todo perdido y que la hija que ambos tienen siempre será lo más importante. La mujer no entiende por qué recibe esas palabras, pero él solo procede a entrar en el despacho. Allí se pone a hablar a solas con Torcuato y, a través de una ingeniosa estrategia, logra sacarle una información vital: dónde se encuentra el cuerpo de Julia, la hermana de Bruno, que murió a manos de Gabriel.

Convencido de la fidelidad de su compañero, Torcuato le dice: “Gracias por estar en mis horas más difíciles, sos mi amigo, mi compañero, mi hombre más leal”. Pero en ese momento, Aldo se afloja su corbata y se relaja. Torcuato no entiende el porqué de esa actitud, y su presunto aliado le responde que no aguantaba más mentir, y ahí mismo le revela que todo fue una mentira, que jamás dejó de serle fiel a Bruno y Raquel, y que todo lo que hizo fue solo para ayudar a derrotarlo. Es un instante de una gran tensión, y mientras Torcuato no puede evitar sentirse dolido por el golpe que le dio a quien él le hubiera confiado su vida, no duda en intentar matarlo. Aldo reacciona rápido y le apunta con su arma, pero el enfrentamiento no logra resolverse por la intromisión de Alicia.

Por su parte, Gabriel se encuentra totalmente solo. Luego de traicionar y perjudicar a los villanos que tenía por aliados, vuelve llorando a la casa de su madre y Libertad (
Virginia Innocenti) pretende que él se quede a vivir junto a Bruno y la banda. Como es de esperar, todos lo echan del lugar porque no quieren a un asesino bajo su mismo techo.

Mientras tanto, en el Varsovia todas las mujeres festejan también la derrota de Torcuato, y celebran que un nuevo y mejor tiempo llegará. Pero Trauman, que las escucha desde lejos, se acerca para insultarlas, amenazarlas y asegurarles que ellas serán quienes peor la pasarán. Y cuando las mujeres quedan solas, Gabriel irrumpe en el lugar y amenaza de muerte a Raquel (
Eugenía Suárez). Pero Carmen (
Maite Lanata) logra tirarlo al suelo y todas las mujeres unidas lo derrotan.

Y en un contexto de euforia, la única que no logra superar un trago amargo es Francesca, que no puede evitar ver cómo Bruno y Lucía se acercan cada vez más, volviendo a unirse y dándole vía libre al amor que los une.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *