Los Pumas-Estados Unidos: los hinchas argentinos llegaron bajo un clima diferente y con aires de frustración

El clima es absolutamente diferente al que hubo en Tokio y Osaka. Y el comentario no tiene que ver con la temperatura. Es que da la sensación que alguien hubiera puesto a propósito a esta pequeña ciudad de 200 mil habitantes en el calendario mundialista de Los Pumas sabiendo que el equipo argentino llegaría eliminado…

Los Pumas-Estados Unidos: los hinchas argentinos llegaron bajo un clima diferente y con aires de frustración

El clima es absolutamente diferente al que hubo en Tokio y Osaka. Y el comentario no tiene que ver con la temperatura. Es que da la sensación que alguien hubiera puesto a propósito a esta pequeña ciudad de 200 mil habitantes en el calendario mundialista de Los Pumas sabiendo que el equipo argentino llegaría eliminado al choque con Estados Unidos.

Hay hinchas de nuestro país, claro. Pero los que arribaron en tren sobre todo desde la capital japonesa caminan los accesos del estadio con la misma frustración que los jugadores mostraron tras la derrota frente a los ingleses que marcó la eliminación de Japón 2019, más allá de que Francia todavía no había abrochado su clasificación.

Mirá también

En un mediodía a pleno sol y con algo de viento, apenas se escuchan a los incondicionales amigos de Pablo Matera que esperan encontrarse con otros amigos para entrar todos juntos a la cancha.

El estadio Kumagaya va tomando color. (Foto: Germán García Adrasti / Enviado Especial).

Ellos son unos 15, cuelgan una bandera con la imagen del capitán y la leyenda “La banda del Ninja” y lucen unas caretas con el rostro del ala que después del Mundial se mudará a París para jugar en Stade Francais. Cantan “es una tarde de sol…”, pero no consiguen despertar contagio en el resto de los argentinos.

Los amigos de Pablo Matera, con caretas y la bandera “La banda del Ninja”. (Foto: Germán Garcáa Adrasti / Enviado Especial)

Dos horas antes del encuentro, Los Pumas llegaron al estadio entre silencios y concentración. Hubo gritos de aliento de los hinchas cuando pasó el micro que ingresó por otra entrada. Pero no mucho más que eso.

El estadio Kumagaya va tomando color. (Foto: Germán García Adrasti / Enviado Especial).

Así el seleccionado comenzó a despedirse del Mundial. De este Mundial al que había llegado con enormes expectativas pero que terminó demasiado pronto mientras las potencias del mundo ya tienen la mente puesta en los cuartos de final.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Cuando los ocho mejores empiecen a transitar el camino hacia la parada final, la del 2 de noviembre en Yokohama, Los Pumas ya estarán de vacaciones. De no creer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *