Alberto Fernández hizo un gesto por la unidad del peronismo

Fernández reconoció a Gioja por su rol partidario y elogió a Gildo Insfrán Crédito: Reuters Visitó la histórica sede del PJ y fue recibido por los principales dirigentes; en su mensaje resaltó la reunificación del partido Al borde de los 80 años, Carlos Tula masticaba bronca, mezclado entre los periodistas que hacían guardia sobre la…

Alberto Fernández hizo un gesto por la unidad del peronismo

Fernández reconoció a Gioja por su rol partidario y elogió a Gildo Insfrán Crédito: Reuters

Visitó la histórica sede del PJ y fue recibido por los principales dirigentes; en su mensaje resaltó la reunificación del partido

Al borde de los 80 años, Carlos Tula masticaba bronca, mezclado entre los periodistas que hacían guardia sobre la calle Matheu, frente a la sede nacional del
PJ: “Estuve con Eva y con Perón, y ahora no me dejan entrar”. El mítico bombisto del peronismo, identificado con la última intervención del partido, fue el único que se quedó afuera de la convocatoria que encabezó ayer
Alberto Fernández, una fuerte demostración de unidad y apertura partidaria, de cara a las
elecciones del 27 de octubre.

“Los tiempos que vienen son tiempos difíciles y es muy importante que estemos unidos”, dijo el candidato del Frente de Todos, en el cierre del acto, celebrado en el auditorio Juan Carlos Mazzón, del primer piso. En el escenario lo acompañaron el presidente del partido,
José Luis Gioja, y el titular del congreso del PJ,
Gildo Insfrán, sentados delante de un banner con la frase “Argentina de pie”. Lo escuchaban unas 200 personas, entre otros, gobernadores, intendentes, sindicalistas, dirigentes de La Cámpora, integrantes del Consejo Nacional y de la Mesa de Acción Política del PJ, y figuras del frente que no pertenecen al partido, como Fernando “Pino” Solanas.

“Todos los días nos plantean una pelea nueva. Van a hacer lo imposible por hacernos discutir. Que cómo me llevo con Cristina, que si me llevo mal con Cristina. Si los chicos de La Cámpora son buenos, si los chicos de La Cámpora me aprietan. Son las lógicas que nos tratan de imponer. No es casual. Nos necesitan divididos. Eso nos hace vulnerables”, insistió Fernández, después de remarcar su pertenencia partidaria: “He nacido en el peronismo y moriré en el PJ”. La frase sonó como música para los oídos de la mayoría del auditorio. “Los dirigentes necesitan escuchar que este tipo diga lo que dijo hoy”, explicó un integrante del consejo partidario.

Al margen de las motivaciones formales del acto -como la celebración del 124 aniversario del nacimiento de Perón, y la entrega del programa de gobierno, elaborado por los equipos técnicos del partido, que coordinó el exministro de Salud Ginés González García-, el encuentro fue un intercambio de gestos. Además de hacer un fuerte llamado a la unidad, el candidato agradeció el trabajo hecho por las autoridades del partido, en particular a Gioja, para lograr la reunificación del peronismo.

“Todos entendemos el desafío que tenemos por delante. Es el desafío de todos. Garantizarnos que la Argentina, que se está poniendo de pie confiando en nosotros, empiece a caminar por el sendero correcto, que es el sendero que ha abandonado con Macri”, dijo Fernández, para comprometerlos a mantener la cohesión.

Cuidadoso de los equilibrios internos, también reconoció al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, por haber sido el primero en alinearse detrás de su candidatura presidencial, y al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, por haber impuesto la consigna “Hay 2019”, cuando parecía que Macri tenía asegurada la reelección.

En esa línea, mencionó a seis dirigentes que, junto con él, protagonizaron la primera reunión en pos de la unidad, en febrero de 2018: Agustín Rossi, Daniel Filmus, el “Chino” Fernando Navarro, Víctor Santa María, Daniel Arroyo y Felipe Solá. También contó, que junto con Eduardo “Wado” de Pedro, había convencido a Cristina Kirchner para que visitara la sede nacional del PJ el 14 de mayo pasado, cuatro días antes de que ella anunciara la fórmula presidencial.

La expresidenta, que alargó su estadía en Cuba para acompañar a su hija, recibió una ovación del auditorio. “Es la más representativa de todos los ciudadanos en la Argentina”, le dedicó Gioja, que habló antes que el candidato. Tampoco estuvo Hugo Moyano, con un problema de salud, según informaron en el PJ.

Como hizo Cristina cuando estuvo al frente del gobierno nacional, Fernández no tiene en sus planes presidir el PJ a partir de mayo, cuando vence el mandato de Gioja. El candidato piensa, en cambio, institucionalizar el Frente de Todos como una coalición política permanente, al estilo del Frente Amplio uruguayo.

De todas formas, ayer sostuvo que, si llega a la Casa Rosada, pretende un PJ activo. “Lo que menos quiero es un partido que duerma mientras yo gobierno. Quiero un partido que sea mi tábano y me haga corregir cada error que yo cometo. Creo que tenemos que hacerlo con nuestros compañeros, con los que están en otros espacios y otros partidos. Poner en marcha la Argentina es poner en marcha la política”, manifestó.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *