Fabio Fognini y un cruce picante con Andy Murray en el Masters 1000 de Shanghai

En un eterno partido, que duró tres horas y tuvo todo tipo de polémicas, el británico Andy Murray (289°) cayó 7-6, 2-6 y 7-6 ante el italiano Fabio Fognini (12°) por la segunda ronda del Masters 1000 de Shanghai. Sobre el cierre, hubo pica entre ambos por algo que el tano hizo en medio de…

Fabio Fognini y un cruce picante con Andy Murray en el Masters 1000 de Shanghai

En un eterno partido, que duró tres horas y tuvo todo tipo de polémicas, el británico Andy Murray (289°) cayó 7-6, 2-6 y 7-6 ante el italiano Fabio Fognini (12°) por la segunda ronda del Masters 1000 de Shanghai. Sobre el cierre, hubo pica entre ambos por algo que el tano hizo en medio de un punto.

El momento en el que estalló la paciencia del ex N°1 del mundo contra Fognini fue en el 5-5 del tercer parcial. En una jugada clave de ese game, que le abrió camino al británico para quebrar, el italiano llegó forzado a una pelota y la devolvió con un grito, para Murray, intencional cuando el punto todavía no había terminado.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Andy la devolvió y ganó el tanto, sin embargo, ahí no quedó todo. Murray lo miró desafiante y Fognini le respondió, en tono de burla, que no lo mire. Una sonrisa pícara de Fognini enojó aún más al dos veces campeón de Wimbledon.

El saludo del final entre Murray y Fognini. AFP

Al término de ese game, cuando cada uno se dirigía a su banco, el británico aprovechó el cruce de caminos para recriminarle lo que hizo. Palabra va palabra viene, la discusión entre ambos se puso más tensa e intervino el árbitro.

Fognini, con su perfil burlón a cuestas, se sentó mientras que Andy se quedó discutiendo con el juez. “Le dices lo mismo a todo el mundo. Haces lo mismo en todos los partidos, da igual con quién”, tiró el británico a Fognini, en su camino al asiento.

Después, como veía que Fognini seguía hablando del asunto, le explicó al juez de silla lo que había ocurrido en ese punto. Mientras se lo contaba, Fognini lo quiso interrumpir pero Murray lo hizo cerrar la boca con calentura: “¡Callate!”, le exclamó, con una mirada desafiante.

“Cuando fui a volear, alguien hizo un ruido. Yo no sabía, miré en esa dirección y él me dijo: ‘Pará de mirarme, ¿qué me estás mirando?’. (…) Me dijo que dejara de quejarme y que cuando voleo difícilmente pierdo los puntos. Yo solo quería saber de dónde venía el ruido. Es algo que no está permitido, va contra las reglas y no debería hacerlo. Pero, él decía que tenía que tener un poco de humor. En ningún momento alguien estaba bromeando y eso fue el problema“, explicó, más tarde en conferencia de prensa, Andy Murray.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *